Volver

La Revolución del Consumo de Audio

Una de las compras que más valor me han aportado en los últimos años ha sido la combinación de Airpods + Suscripción de Spotify. En este artículo voy a aplicar la filosofía de Peter Lynch de visión de consumidor para explicar una de las tendencias más importantes que veo en los próximos años.

¿Que por qué ha sido una de las mejores compras? Porque me ha hecho una persona mucho más activa y con una mayor disposición a hacer cosas: salir a hacer deporte, a pasear o hacer tareas de casa. Para alguien obsesionado con la productividad gran parte de esto era una "pérdida de tiempo". Ahora es aprendizaje sobre temas, entretenimiento, mejora de mi estado de ánimo y descubrimiento de gente interesante mientras no estoy delante de una pantalla.

Y podrías pensar: "vaya visionario Sergio, llevamos 30 años con auriculares y 15 con Spotify". Si, pero la clave aquí es la reducción de fricción. Lo acabo de cronometrar y en menos de 5 segundos puedo ponerme los airpods y empezar a escuchar algo. Somos perezosos por naturaleza, si algo nos cuesta un poco es menos probable que lo utilicemos. Yo nunca había sido de ir con auriculares simplemente por evitar tener que desenredar los cables cada vez que los quería utilizar. Ahora los utilizo para cualquier tarea. Nuestra capacidad de atención también se ha reducido bastante, eso implica que leer cada vez será más tedioso y menos placentero. Ver un video, escuchar un podcast o música se consume de manera más natural. El problema del video es que la vista requiere tu atención plena, el audio no. El audio es el único contenido que puedes consumir de manera pasiva mientras haces otras cosas que no requieran de tus 5 sentidos.

El único inconveniente de la música es que para una sociedad más preocupada por la productividad y el crecimiento puede resultar una experiencia satisfactoria pero poco alineada con nuestros objetivos. Con la llegada del podcast eso ha cambiad; ahora puedes escuchar Nadie Sabe Nada y alegrarte la mañana o aprender a optimizar la testosterona y el estrógeno con un profesor de la universidad de Stanford como Andrew Huberman. Ambos buenísimos para tu salud. Y no estoy diciendo que la música vaya a desaparecer ni mucho menos. Pero si que las horas de escucha de contenido de audio va aumentar gracias al podcast.

De hecho, la música va a seguir teniendo un papel fundamental. De ahí que me guste Spotify y no otra aplicación. En Spotify puedo ir alternando entre música y otro contenido de audio sin salir de la aplicación. Cuando salgo a correr empiezo escuchando un podcast sobre algo que me interesa. Cuando las piernas empiezan a flojear tengo que pedir ayuda a Eminem y Jay-Z para llegar a casa con algo de dignidad.

Lo que he notado es que ya he generado una inercia al uso de los Airpods + Spotify casi automática cuando voy a hacer algo. Similar a la de mirar la pantalla del móvil sin saber por qué. Sin ninguna notificación, ni ninguna intención concreta. Es algo que todavía no veo en otras personas pero que no encuentro una razón para justificar que no tenga sentido que lo vayámos viendo poco a poco.

Como ya hemos visto con el caso de Facebook, tener una aplicación con gran frecuencia de uso te da un potencial de monetización muy alto, desde publicidad hasta apalancamiento con tus proveedores. Spotify lo sabe. Pero esto solo es una parte de la tesis de Spotify. Si quieres ver más te animo a repasar nuestro análisis en profundidad o nuestro video resumen de la tesis.

Al final todo se resume a la mítica cita de Peter Lynch: "Si te gusta su aplicación de Streaming, seguramente te encantará su acción".

 

 

Empieza a dar tus primeros pasos en la inversión, gratis